A la hora de hacer un proyecto de interiorismo hay un gran trabajo y mucha dedicación.

En primer lugar, hacemos un Breafing con el cliente para saber la información necesaria de su futuro negocio y qué estilo de diseño encaja mejor. Al mismo tiempo, tomamos medidas del estado actual del local.

Estudiamos posibles distribuciones, siempre en contacto con el ingeniero y siguiendo la normativa. Concertamos una cita con el cliente para presentar la mejor distribución, con las necesidades comerciales y funcionales.
A partir de ese momento, empezamos a crear el diseño mediante el 3D y los renders, que enseñamos al cliente para acabar de perfilar acabados. Al mismo tiempo realizamos la elección de materiales, iluminación y acabados para empezar a trabajar con el presupuesto de la obra.

Finalmente, entregamos al cliente todo el proyecto impreso, encuadernado y digitalmente con un USB.
Presentamos:

  • Planos de distribución, maquinaria, materiales, iluminación, alzados y secciones.
  • Renders y recorrido virtual en formato vídeo.
  • Presentación y memoria del proyecto.

También ofrecemos la posibilidad de vivir el proyecto a través de la Realidad Virtual a escala real.